Inicio El hambre: Los Leones y LCIF sirven esperanzas
 

El hambre: Los Leones y LCIF sirven esperanzas

Caryn Lerner Febrero 21, 2019

“¿Qué hay para la cena?” “Tengo mucha hambre”. “Acabo de ir al mercado y ya no hay nada de comer en esta casa”.

¿Eso le suena? Esas son frases comunes a menudo dichas sin pensar. El hecho es que muchos de nosotros tenemos muchas opciones para nuestro desayuno –la primera de nuestras tres comidas al día. “Tengo mucha hambre” se traduce como “No he comido desde hace algunas horas”. Y aunque nuestros hogares pudieran no estar abastecidos con los ingredientes exactos que se necesitan para preparar la comida nutritiva de esta noche, nuestros refrigeradores y alacenas están bien surtidas. Esos son los datos positivos.

Para algunos esa es la dura realidad: “¿Qué hay para la cena?” realmente quiere decir: “¿Habrá cena? ¿Hay alguna cena?” Y “Tengo mucha hambre” significa exactamente eso. Estoy hambriento. Estoy muerto de hambre.

Hunger image

Algo sobre lo que debemos reflexionar
En inglés esa frase que quiere decir literalmente “alimento para el pensamiento” (algo sobre lo que se debe reflexionar) es muy común. Si buscan la definición encontrarán: Algo que se debe considerar seriamente.  

El hambre es alimento para el pensamiento.

Si nos fijamos en las cifras y los años, el hambre aparece así:

  • 2015: Las Naciones Unidas han informado que 777 millones de personas siempre pasan hambre.
  • 2016: El número aumenta a 815 millones, lo cual equivale al 11% de los ciudadanos del mundo que siempre están pasando hambre.  
  • 2018: Según el Servicio de Educación del Hambre Mundial, 821 millones de personas en todo el mundo pasan hambre.

Las cifras son algo complicado. Las tendencias al alza a menudo muestran un avance de algún tipo. Como la subida en el valor de su hogar, o cuando llega un nuevo nieto. O más Leones participando en la campaña de mayor impacto que nunca de la Fundación Lions Clubs International – la Campaña 100: LCIF Impulsando el servicio!

A través de la Campaña 100: LCIF Impulsando el servicio, los Leones de todo el mundo están concentrándose en el hambre.

Pero una tendencia de alza en el número de personas que sufren dolores, enfermedades y debilitamiento afectados por el hambre crónica no significa progreso. ¿Y por qué, a pesar de la producción global ser suficiente para alimentar a toda la población, el hambre todavía es un problema crónico en todo el mundo?

La instabilidad política. La subida de los precios de la comida y la electricidad.  Las recesiones económicas.  El cambio climático. Todas contribuyen. La triste verdad es esta: El hambre sigue siendo uno de los desafíos fundamentales y urgentes, particularmente para los niños.

Por eso es que los Leones, con fondos y apoyo para proyectos de LCIF están llevando el hambre a la cabecera y concentrándose todavía más en mitigar sus efectos.

Una receta para el éxito
A través de las Donaciones al fondo para impulsar el servicio de la Campaña 100 los proyectos para atender el hambre tendrán el apoyo financiero que se necesita para crear un cambio positivo.  Los aportes financieros de los Leones, los colaboradores de los Leones y otros acerca del hambre mundial, acompañados por la dura labor y el servicio de cerca de 1.5 millón de Leones de todo el planeta Tierra, nos ayudará a moverse poco a poco hacia un mundo donde nadie pase hambre. En todas partes. Aquí hay maneras en las que los planes de LCIF para ayudar con la solución... Son parte de la receta para el éxito:

  • Invertiremos en una infraestructura y sistemas de transporte mejorados que aumentan la capacidad de los bancos de alimentos locales existentes, los centros de alimentación y locales de distribución de alimentos.
  • Ayudaremos a crear nuevos sistemas de bancos de alimentos que no existen actualmente.
  • LCIF conseguirá los vehículos para recopilar, transportar y entregar alimentos o comidas.
  • Ayudaremos a suministrar refrigeradores y congeladores comerciales para almacenar la comida perecedera.
  • Ayudaremos a abastecer centros de alimentación seleccionados con hornos, estufas y demás equipos de cocina necesario para preparar comidas y servirlas o distribuirlas.

Ese es nuestro plan.

Hunger iconNutrirse del pasado

Que la asociación será parte de la solución al hambre a partir de ahora es un absoluto.   Pero atender el desafío de la escasez de comida - y la infraestructura necesaria para alimentar a los que están cercanos y los que están por todo el mundo no será fácil.   

Para asegurar que ejecutemos nuestro plan centrado en el hambre para invertir, crear, afianzar, suministrar y abastecer con efectividad, LCIF aprovechará lo que ha aprendido en sus primeros 50 años de subvenciones y de experiencia adquirida.  

Con los esfuerzos dedicados de líderes voluntarios, asesores y empleados, los Leones de todo el mundo, respaldados por fondos de LCIF trabajarán para detener el hambre en seco, un hijo, una familia, un pueblo de una vez.   

Ser parte de la solución al hambre.

Done ahora

Proveer para el futuro
Si tiene la suerte de tener acceso inmediato a comida abundante, a una cocina bien abastecida, y a familiares y amigos reunidos en la mesa llena de alimentos nutritivos que sustentan la vida, siéntase agradecido. Si es León, considere esas maneras en las que su servicio, mayormente financiado por LCIF puede ayudar a otras personas a disfrutar este lujo también, algún día:

  • Invite a un representante de un banco de alimentos local a hablar en una reunión de su club o de su distrito. Sin duda se beneficiará de su experiencia y aprenderá algunas formas innovadoras de combatir el hambre.
  • Échele un vistazo a nuestro webinar Trabajar juntos para aliviar el hambre  para ver ideas y las mejores prácticas sobre colaborar con otros con bancos de alimentos. Originalmente creado para los Leones de Europa, Hong Kong, la India, Israel, Singapur y Sudáfrica, el webinar de menos de una hora ofrece información valiosa e indicaciones para trabajar eficazmente con almacenes de comida locales, comedores de beneficencia, restaurantes, escuelas, centros para ancianos, y más.
  • Establecer un jardín comunitario de vegetales (leer aquí una anécdota inspiradora de un León que realizó esta actividad) y ayudar a residentes locales a cultivar su propia comida. Aunque el clima en su área no sea muy conducente a plantar en estos momentos, nunca es demasiado temprano para reservar un terreno comunitario, planear lo que quiere cultivar e incluso pedir por correo algunas semillas para sembrarlas.  
  • Trabaje con las escuelas locales para ayudar con la organización de un desayuno nutritivo para niños. Según el Programa Mundial de Alimentos, globalmente cerca de 368 millones de niños de kindergarten hasta la escuela secundaria reciben comida en la escuela todos los días. ¿Qué pasa cuando la escuela no está en sesión?  ¿Y qué le pasa a los niños de países en los que los gobiernos no patrocinan programas para ayudarles a estar alimentados y poder pensar?

Cada noche, más de 800 millones de personas se van a dormir con hambre. Considere hacer una donación de $100, o de solo $2 cada semana por un año, y ayude a ponerle fin al hambre. Done ahora al fondo de la Campaña 100 Impulsando el Servicio. El 100% de su donación ayudará a darle alimentos a los necesitados y les dejará despertarse a un mañana mejor.  

Durante los últimos 100 años, los Leones unidos en el servicio e impulsados por su fundación mundial han transformado a millones de vidas. Con la recaudación de fondos de mayor impacto en LCIF, estamos orgullosos de ser #BE100. Visite lcif.org/BE100 para ver cómo la Campaña 100: LCIF Impulsando el Servicio llevará esperanzas y ayuda a medida que los Leones trabajan para que en el mundo nadie pase hambre expandiendo recursos y la infraestructura necesaria para atender la escasez de comida en nuestras comunidades y globalmente.


Caryn Lerner es especialista en contenido de la Fundación Lions Clubs International.